miércoles, 8 de febrero de 2017

Desayuno Saludable



Buenos días!! 

Hoy os traigo esta propuesta de desayuno saludable o snack para media mañana, según la hora a la que desayunéis. 
Para mí, este sería el snack de media mañana, (o segundo desayuno como dirían los hobbits del Señor de los Anillos) que suelo tomar alrededor de las 10:30-11:00 ya que desayuno muy temprano, antes de las siete; por eso a esta hora el cuerpo ya me está pidiendo gasolina, así que parada y a repostar.

Consiste en una tostada de espelta y semillas variadas (sésamo, girasol...) con dos lonchas de pechuga de pavo, aguacate y aceite de oliva (en esta ocasión aceite de mi pueblo, de Antequera DCOOP). 
Para acompañarlo he elegido una manzanilla endulzada con sirope de ágave.

Bueno, y una vez repuesto el combustible ¡A por el resto de la mañana!


Espero que os guste!!





miércoles, 1 de febrero de 2017

Buñuelos de Berenjena



Además de estar deliciosos, los buñuelos suponen una práctica forma de economizar en la cocina. 
Cuando nos quede poca cantidad de verdura o pescado en la nevera, multiplicaremos el género solo con preparar esta sencilla masa base. 
Donde antes habían un par de berenjenas, resulta ahora una espléndida fuente de buñuelos listos para repetir.

Ingredientes:

2 Berenjenas.
Un huevo.
Medio vaso de harina aproximadamente.
Un chorro de cerveza bien fría.
Sal, ajo picado y perejil.

Preparación:

En primer lugar, vamos a cortar las berenjenas en cuadritos pequeños, le echamos sal, aceite y las cocemos en el microondas con tapa sobre unos 6-8 minutos a potencia máxima.

A continuación preparamos la masa mezclando el resto de ingredientes.

Cuando la berenjena esté hecha, añadimos a la masa.

Finalmente, vamos friéndo en abundante aceite de oliva bien caliente, echando la masa a cucharadas.

Dejar escurrir el aceite sobrante sobre papel absorvente y servir.






Espero que os guste!!





viernes, 27 de enero de 2017

Pollo a la Miel de Mil Flores


Hola a todos!

En casa somos consumidores habituales de miel de toda la vida, pero hay momentos en los que acentuamos su consumo. 

Suele ser, con la bajada de las temperaturas en invierno, para entrar en calor con una taza de infusión de hierbas bien calentita, o por la noche para conciliar el sueño con un rico vaso de leche. 


Me encanta ver su color dorado y su espesa densidad cuando cae de la cuchara al vaso (muchas veces me quedo embelesada mirando el hilito de oro al trasluz, a veces pienso que es interminable el momento en que termine de caer, pero es efímero el momento, como tantas cosas en la vida).


Me gustaría agradecer a los amigos del Museo de la miel de Málaga, que me han hecho llegar, este libro y algunos detalles más que les agradezco.
En el libro se puede ver los ocho tipo de mieles que mayoritariamente se recogen en Málaga: Azahar, Romero, Tomillo, Eucalipto, Castaño, Del bosque y Aguacate. 

Habla sobre la historia de la miel, sobre sus propiedades, y además trae algunas recetas.
De entre las recetas que hay en el libro, me he decidido a hacer ésta con miel de mil flores para compartirla con vosotros.


Ingredientes:

Un pollo troceado.
Dos ajos.
Dos hojas de laurel.
Una copa de vino blanco fino.
Medio vaso de agua.
El zumo de un limón.
Aceite de oliva virgen extra.
Una pastilla de caldo.
Miel de mil flores


Aquí podéis ver la receta original que trae el libro.


Preparación:

He preparado el pollo en una fuente de vidrio y le he añadido todos los ingredientes, excepto la miel (por cierto los ajos los he puesto machacados)
Después he dejado reposar al menos media hora, tapado con papel film.


Finalmente, he puesto en la bandeja de horno, con todo el jugo en el que ha macerado, untando los trozos de miel 20 minutos por un lado y otros 20 por el otro, volviendo a untar de miel. 
La temperatura del horno, unos 200º.

Hay un paso extra que yo he añadido a la receta original del libro, y es que cuando el pollo ya está asado en el horno, lo he apartado y he recogido todo el jugo de la bandeja (ya que quedaba demasiado líquido) y lo he pasado a un cazo para espesarlo unos minutos a fuego medio. 
Una vez espesado he napado pollo con la salsa y ha adquirido un brillo precioso. 



Ha quedado delicioso, con un toque agridulce gracias a la miel y el limón.



Espero que os guste!!





lunes, 23 de enero de 2017

Pastillas de Caldo Vegetal Casero



Hola a todos!!

Esta fué una de las recetas que más llamaron mi atención cuando tuve por primera vez entre mis manos a mi ayudante de cocina "thermomix", hace ya algunos años. 

Me parecía casi mágico el hecho de poder hacer tus propias pastillas de caldo, yogures, mermeladas, etc... alimentos que estamos tan acostumbrados a comprar automáticamente en el supermercado, que casi ni nos planteamos el poder hacerlos de forma casera.  

A simple vista no parece una pastilla de caldo convencional, ya que su textura resulta ser la de una pasta concentrada; sin embargo su función sigue siendo la misma: realzar y potenciar el sabor de los guisos. 

Entre sus ventajas contamos con que los ingredientes que utilizamos son naturales cien por cien y por otro lado, que sabemos de primera mano lo que estamos echando a nuestro guiso. 
Otra de sus ventajas, es que podemos hacerlas con los sabores que más nos gusten, incluso con carne o pescado; y por último os diría que también supone un ahorro económico, ya que sale bastante cantidad (en mi caso unos tres botes de los de mermelada, con que tendré para un buen rato).

¿Imagináis lo rico que saldría un caldito con todos estos ingredientes? pues ahora imaginar todo ese sabor concentrado.

En su elaboración utilizamos sal gruesa, que funcionará como conservante por lo que nos puede durar en la nevera aproximadamente un año.



Ingredientes:

Una bandeja de champiñones portobello
4 Ajos
1 Cebolla
1 Puerro
1 Apio
1 Nabo
2 Zanahorias
50 gr de vino fino
25 gr de aceite de oliva virgen extra
300 gr de sal gruesa
Un ramillete de cebollino
Especias al gusto (yo he usado perejil, orégano, cúrcuma y clavo)



Preparación:


En primer lugar limpiamos y cortamos la verdura en trozos grandes.

Pondremos en la thermomix y trituraremos todo aproximadamente 10 segundos a velocidad 7 o bien hasta que todo quede bien triturado.
Agregamos ahora la sal, el vino, el aceite y las especias.
Programaremos a temperatura Varoma, durante 45 minutos a velocidad 2.
Dejamos en la máquina que enfríe un poco, y ya podemos guardar en botes o fiambreras que guardaremos en la nevera.



Espero que os guste!!





miércoles, 18 de enero de 2017

Patatas Guisadas con Costilla



Hoy para entrar en calor, unas "papas guisás con costilla", que andamos un "poquillo destemplaos" con este frío.
Se trata de un guiso muy sencillo, pero riquísimo que no puede faltar en mi recetario ¡Y que viva el "cuchareteo"!
A veces con muy poco, si es bueno, se puede hacer mucho. Simplemente espectacular.


Ingredientes:

8 Patatas
Ajo, Cebolla, pimiento.
Costilla en trozos (5 o 6)
Pimentón, laurel, media pastilla de caldo, cúrcuma.
Agua y una pizca de sal.
Un chorrito de jerez dulce.
Aceite de Oliva Virgen Extra.

Preparación:

En primer lugar echamos un chorro de aceite de oliva en la olla exprés y vamos a freír la costilla a fuego fuerte para sellarla, cuando esté lista, la apartamos.

A continuación hacemos un sofrito con el pimiento, cebolla y ajo, en el aceite en el que hemos frito la costilla. Cuando esté pochado, echaremos una cucharadita de pimentón, seguidamente un chorro de jerez dulce y el agua (cantidad suficiente para que lo cubra todo, finalmente las especias.

Por último pondremos las patatas cortadas en trozos grandes. 
Tapamos la olla y dejamos hervir unos 20 minutos, después de que empiece a pitar.

Probamos de sal y si queremos engordar el caldo, podemos machacar alguna de las patatas.



Espero que os guste.





Quizas te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...